ILUPLAX nace a principios de los años 80 como empresa dedicada a la fabricación de rótulos, señalización y decoración. Su accionariado es por entero familiar, circunstancia que aún permanece en la actualidad.

Ya desde el principio su andadura, a comienzos de los 80, establece su objetivo en dar respuesta a las exigencias de los clientes, asumiendo como principales retos la dificultad técnica y los plazos de entrega asociados a cada proyecto, lo que queda patente en uno de sus primeros eslóganes: “Pasión por lo difícil”.

Siendo su ámbito de actuación original el de su entorno más cercano, muy pronto y debido a su desarrollo junto a grandes cadenas de distribución comercial, se convierte en  un proveedor a nivel nacional, donde su presencia es creciente.  De este modo, se afianza una posición de liderazgo indiscutible. Ya en los años 90, afronta proyectos en otros países: Portugal, Francia, Chile, Marruecos… y posteriormente en Turquía o República Dominicana.

El modelo de negocio de ILUPLAX siempre ha sido el de los proyectos llave en mano, interviniendo desde la concreción inicial del diseño, hasta la selección de materiales, la posterior fabricación y la instalación con medios propios, aportando de este modo al cliente la tranquilidad de quien confía en un proveedor fiable de soluciones integrales.

En su afán porque los procesos estén por encima de las personas, ILUPLAX obtiene en 2006 el certificado de su gestión de la calidad, conforme actualmente a la norma UNE EN-ISO 9001:2008. Siendo la prevención de riesgos en el trabajo un aspecto irrenunciable, más allá del imperativo legal que ello supone, se implanta un sistema de gestión de la seguridad y la salud laboral conforme la norma internacional OHSAS 18001:2007, que igualmente obtiene su certificación por tercera parte en 2010. El siguiente hito será la de su sistema de gestión medioambiental según la UNE-EN ISO 14001:2004.